Soy Leyenda: Bolt consigue tercera medalla de oro en Rio 2016

22-08-2016

¡Impresionante! El velocista jamaiquino Usain Bolt parece ser de otro planeta, compitió ayer en la prueba final de los 4×100 metros relevos en los Juegos Olímpicos en Rio 2016. El atleta logró el triunfo con su equipo y consiguió su tercer oro en la justa deportiva. Jamaica, de la mano de sus velocista, logra por tercer olimpiada consecutiva alzarse con el oro en estas disciplinas.

Usain Bolt terminó de cimentar su estatus de leyenda al llevar a Jamaica a ganar el oro en la posta de los 4×100 metros de losJuegos Olímpicos en Río 2016, sumando un “triple triple”. Bolt sumó la posta a los oros individuales en los 100 y los 200 metros en Brasil, un logro que ya había conseguido en los Juegos de Pekín 2008 y Londres 2012. El equipo jamaiquino realizó su mejor tiempo de la temporada al detener el reloj en 37.27 segundos.

Este noveno oro deja a Bolt a la altura de grandes leyendas como el finlandés Paavo Nurmi, quien dominó las pruebas de distancia a comienzos del siglo XX, y el velocista y especialista en salto largo Carl Lewis como los atletas de pista más exitosos de la historia olímpica. Aunque, para muchos, el atleta jamaiquino es mucho que una leyenda, estamos hablando de un hombre que ha logrado lo imposible, que hace del viento su mejor aliado. No sabemos si llegará a Tokio 2020, pero de lo que podemos estar seguros, es que su legado perdurará por siempre.

La cuarteta de Jamaica -en la que Bolt cerró la carrera- se impuso con marca de 37,27 segundos, superando por 33 centésimas a Japón, que ante todo pronostico, sorprendió a todos quedándose con el segundo puesto, esto es interesante, ya que los atletas japones en las pruebas individuales no lograron medalla, su trabajo en equipo es sin igual, y gracias a ese trabajo ahora festejan. Japón fue plata al pasar 37.60 y Canadá, luego de la descalificación de Estados Unidos, fue bronce luego de que sus competidores cruzaran la meta en 37,64 segundos.

El atleta de 29 años, sabía que estas olimpiadas lo convertirían en leyenda: “El atletismo necesita que yo gane en Río”, dijo en una entrevista con el diario francés Le Parisien antes de los Juegos“Si quiero ser uno de los más grandes, tengo que seguir ganando”.

La pregunta que aparece ahora es: ¿Que sucederá ahora?,¿Seguirá en competición?. Lo cierto, es que aunque no asoma en el horizonte una joven estrella que lo pueda derrotar, Bolt ya piensa en la despedida. Sobre todo porque Tokio 2020 parece demasiado lejano, puesto que ya contaría con 33 o 34 años. De lo que podemos estar seguros, es que no quiere esperar a que surja alguien capaz de ganar a un hombre que desde 2008 domina las grandes finales, excepto la de 100 del Mundial de 2011, en la que fue descalificado por salida nula. “Si el deporte me necesita, si me puedo motivar un poco todavía un año, entonces por qué no continuar un poco. Lo que es seguro es que no quiero acabar con una derrota. Si mi entrenador me dice que todavía puedo ganar, confío en él”, afirmó al diario francés. Además de los títulos de campeón olímpico y del mundo posee los récords del mundo de 100, 200 y del relevo 4×100 metros. Una leyenda.

Pero para Usain esto no es el final, aún tiene una meta que cumplir, sí, más allá de ganar los 9 oros, en el tiempo que le quede en el atletismo busca rebajar el récord de 200 metros, su prueba favorita, por debajo de los 19 segundos.

El jamaiquino estableció la mejor marca de la historia en 19,19 segundos y sueña en algún momento con mirar el cronómetro al superar la línea de meta y ver un 18.

Bolt fue el hombre que en Pekín lo rebajó hasta ahí después de que llevara 12 años sin moverse. Pero no lo logró en estas olimpiadas de Río, debido a que apenas ha podido competir por una lesión muscular. La preparación no fue la mejor, así que se conformó con “sólo” ganar sin importar la marca.

Todos deseamos volver a ver a Bolt en competencia, y es que es un placer verlo correr; cada vez que este hombre, al cual consideran como el hijo del viento, corre, hay alegría y emoción. Se da el lujo de conversar con sus rivales, mirarlos y hacer risas a la cámara. Sin duda, la leyenda de Bolt perdurará por siempre.


PAGE TOP