El fútbol de ahora y el de antes, ¿qué cambió?

24-01-2016

Desde hace mucho tiempo se viene haciendo una pregunta muy peculiar entre los aficionados del fútbol, ¿cuál es mejor, el fútbol de ahora o el de antes? Durante generaciones, se evalúa a detalle con diversos puntos de vista de en cuanto al estilo, modelo, táctica y técnica de juego que se ve ahora, y como era antes este tipo de elementos dentro de un terreno de juego de fútbol. Además la tecnología juega un papel importante también en el desarrollo de un jugador y en el avance de los estilos y formas de juego. Veamos algunos puntos a tener en cuenta sobre cómo ha evolucionado el mundo del fútbol durante los años que han pasado.

El Barcelona de los 60's y el Barcelona del 2015
El Barcelona de los 60’s y el Barcelona del 2015

La vestimenta y los elementos del juego

Cuando se empezó a utilizar números en las camisetas por el año 1949 se podían ver en los dorsales de los jugadores números sucesivos, normalmente los titulares tenían los números del 1 al 11 y los suplentes del 12 al 20, así se dispersaban sus camisetas sin importar en que puesto jueguen o como jueguen, simplemente eran números en camisetas. En la actualidad, los números se delegan según los puestos que los jugadores ocupan dentro del terreno de juego; esto implica la habilidad y capacidad que tienen para el juego. El número en la camiseta define la posición de un jugador.

Además se utilizaban balones de cuero de verdad, de esos que cuando se mojaban pesaban demasiado, mucho más de lo que pesa hoy en día un balón de fútbol; también se jugaba con botines en lugar de botas con clavos que no parecían muy cómodos, sus ropas eran poco ligeras sobre todo cuando contaban con un poco de sudor encima y con terrenos de juego donde había un clima poco amigable para el futbolista actual. Sin embargo, sus jugadas eras muy dignas de admirar, aunque parecía que andaban al jugar, lo cual hacía un juego suave y poco lento. Para los arqueros no existía protección, no llevaban guantes en aquel tiempo; todo era a mano limpia.

Ya para los años 70’s y 80’s se incluyeron los botines, balones de fútbol menos pesados, mejor preparación de los jugadores y más materiales para que ellos entrenen, incluso los campos de entrenamiento estaban más equipados, allí es donde se entrenaron jugadores muy habilidosos.

Sin embargo, ya en estos tiempos, se usan botines que no pesan, balones casi inteligentes con un peso exacto que no merece ningún mayor esfuerzo para su control, los arqueros usan guantes de cuero y los jugadores usan protección, se usa short’s totalmente livianos para el juego con inteligencia en sus diseños para ayudar a los jugadores en su desempeño de juego; en fin, hay más facilidades en este aspecto.

El estilo de juego y pensar de los técnicos

A pesar de las limitaciones de materiales para entrenar, y de contar con un ambiente muy poco cómodo para el juego, se veía un fútbol muy habilidoso y atractivo, aunque lento. Sin embargo, su juego era más técnico, podemos resaltar que los jugadores pensaban antes de dar un pase, de armar una jugada, de chutar a portería, etc.; en esos tiempos se jugaba en equipo y un jugador no definía a todo un equipo. Un juego técnico, de exhibición, con toque fino del balón y con gran calidad de jugadas que muy pocos las podían hacer. Luego de un tiempo todo iba mejorando, la presión, el ritmo de juego y el nivel técnico eran algo fundamental en el juego. Con movimientos más rápidos y fuertes se crecía en calidad y hacia un fútbol más vistoso.

Hoy en día, ya no solo se busca presión y calidad entre el equipo, sino también individualmente, un equipo se define por habilidades personales de sus jugadores más bien que por el juego en conjunto. Se busca más velocidad en el juego, más verticalidad –es decir, atacar el arco rival de manera frontal y mucho más rápido a pocos toques-, y se necesita más de un jugador habilidoso para que el equipo adquiera más admiración y respeto por parte de los adversarios. Hoy se busca más presión en la defensa, más resistencia y más fuerza, por lo que se ha dejado pasar el juego táctico del futbolista y ahora todo se define por lo que un jugador puede hacer en el campo, más que por lo que puede hacer el equipo en sí.

Los técnicos, por su parte, no buscan jugadores solo para cubrir posiciones, sino que ahora buscan mas equilibrio en todas las partes del campo, con el esquema del “todos atacan y todos defienden” se busca que el equipo completo participe del juego en todas partes del terreno. Esto envuelve un fútbol más veloz y con toque rápido, con gambetas y jugadas individuales para eludir adversarios, sobre todo cuando se está cerca del arco contrario.

Todo esto conlleva a que haya más exigencia a los jugadores, por ende se han incrementado variedad de partidos en semanas seguidas, el aumento de estos se debe también al nivel que se le exige al futbolista hoy en día.

Los jugadores, su juego y entrenamiento

Como ya se comentó antes, los clubes tenían poco material para entrenar a los jugadores, por ello es que se podían apreciar el físico de los mismos muy, pero muy diferente al físico que hoy en día necesita un futbolista. Era bastante normal ver a un futbolista con un estomago grande o, dicho en otros términos, gordo; ya que no era una prioridad el tener un buen físico para jugar al fútbol profesional. Las dietas con las que se cuenta hoy en día no eran necesarias en ese entonces, algo que si se necesita para mantenerse en forma en estos tiempos.

Además de ello, los jugadores más valiosos se definían por su buen toque con el balón, por los tiros y jugadas que hacían para regatear al adversario. Tanto así como hoy, se requería de habilidad y también de mucha práctica, por ello en lo habilidoso se puede decir que antes y ahora podemos encontrar a futbolistas capaces de hacer maravillas con el balón, aunque sean pocos, si existen aún y ojala sigan apareciendo más de ellos para que nos hagan siempre recordar la verdadera esencia de ese maravilloso deporte.

Con las mejoras  que ha habido en cuanto a los materiales para entrenamientos para lo físico, un futbolista se convirtió en prácticamente todo un atleta, con mayor velocidad, musculosos y fuertes, esto provocó que se exigiera tener jugadores más altos, diferente a lo que ocurría en épocas antiguas donde la estatura no decía nada de un jugador. A su vez, las mejores físicas de los jugadores implico un cambio en el juego, un nivel más elevado y más dócil, y una esencia de juego menor a tiempos atrás.

Algo que también podemos decir, es que antes los jugadores tenían más amor por el fútbol, se entregaban al juego, se dedicaban a jugar más y se sacrificaban por su equipo y por la camiseta del país al que representan, no les importaba quien metía el gol ni nada por el estilo, simplemente su deleite era jugar y disfrutar del fútbol, algo que hoy en día se ha perdido mucho, ya que ya no importa como quede el resultado, sino más importa quien mete el gol y con cuantos números a favor personal termina la temporada. Antes no implicaba el dinero para que un jugador esté dispuesto a ‘dar su vida’ en el campo, cosa que cambió, ya que si hoy no hay dinero, no juegan. En este tema se puede ver mucha diferente entre los jugadores que juegan por su ego y los que juegan por amor al fútbol.

El reglamento y la tecnología dentro del terreno de juego

Algo del reglamento que claramente a cambiado, es por ejemplo el de asignarle al equipo ganador tres puntos, sin duda esto es para darle más exigencia a lo que un jugador  hace dentro del campo y así lograr que los estos luchen más por ganar cada partido.

Otro punto que cambió fue el hecho de tener el reglamento que el portero no puede tener el balón en sus manos por más de seis segundos ni tomar con sus manos un balón que fue pase de un compañero, de esta manera se evita el hacer tiempo de un arquero el cual su equipo está ganando y quiere dejarle menos tiempo al rival.

El control antidoping es un recurso que juega un papel importante en los partidos, tanto partidos amistosos, como oficiales y mundiales, ya que ayuda a que se eviten de consumo de sustancias que no ayudan al organismo y esto es sancionado para quien eluda esta ley.

Además a la indumentaria de los jueces se incrementó el aerosol para marcar los lugares donde se cobrara una falta o donde se tenga que para una barrera, de estar manera se puede evitar que una barrera se adelante o un cobrador de falta gane terreno adelantando el balón.

Existen también elementos tecnológicos y humanos que ayudan a aclarar diversos hechos que son dudosos en una primera instancia, como cámaras en los arcos para ver si la pelota entró o no, o microchips en el mismo para determinar los goles, también el usar hasta a dos jueces de línea más para verificar alguna falta o algún mal acto en las áreas, etc.

La forma de los estadios tuvo su propio cambio. Ahora son más amplios, con un grass más cuidado o en otros casos, artificiales. Y también se han implementado en los estadios pantallas gigantes que ayudan a una mejor visión de los asistentes e incluso a los jugadores que tienen dudas en algunas jugadas, o simplemente desean ver la repetición de sus goles.

En fin, hay muchos cambios en el reglamento, los que hemos visto son solo algunos y quizás los más relevantes en cuanto a lo que se veía antes y ahora. Por lo tanto, podemos notar que son muchos los cambios en el pasado y el presente del futbol, y hay diferencias bárbaras; por eso, cada uno decide si el pasado fue mejor, o el presente marca un estilo mejor al anterior, algunos prefieren recordar los tiempos de antaño, otros ver los lujos que nos pueden regalar algunos jugadores hoy en día. La decisión final la tiene cada uno, pero sea como fuere, siempre lo importante será que el fútbol se disfrute por generación tras generación.


PAGE TOP