ZONIFICACIÓN DE PARLANTES

En muchos casos o aplicaciones, utilizar parlantes por zonas en muy importante, a continuación daremos cuatro razones principales para el uso de parlantes por zonas: (1) Calcular el tiempo adecuando del delay requerido para el parlante, (2) La gestión de potencia amplificada, (3) El control de procesamiento o el nivel específico de áreas determinadas y (4) La simplificación de la solución de problemas. Mirando un plano elaborado del lugar donde se instalara, identifique los grupos de parlantes que requerirán un delay o retardo. Cuando más de una fila de parlantes se necesita para ampliar la cobertura del sonido, las distancias requieren que cada zona de parlantes después de la primera zona tenga su propio delay y este cronometrado para coincidir con la dirección del sonido que está viajando. Si se utiliza un sistema de casa, cada zona de parlantes del sistema de la casa tiene que estar con su propio delay.

Una zona puede ser usada para áreas donde el control de mayor nivel de sonido o procesamiento pueda ser requerido. Por ejemplo, los parlantes de plataforma, también llamados monitores siempre deben estar en una zona separada para que puedan tener su propia ecualización y manejo de potencia. Puede haber zonas en las que deseamos manejar bajas frecuencias, más de lo normal para proporcionar una mayor articulación.

Tener una distribución por zonas bien puede resultar ventajoso si un problema imprevisto se produce. Tener múltiples zonas no sólo minimiza el número de afectados por el problema, divide el sistema en secciones manejables para que la solución de problemas sea más fácil.

MarshallStack_Slayer

Una vez que haya identificado las zonas que requieren un delay, se debe calcular la cantidad de energía que cada parlante tiene que proyectar tal como fue diseñado. Para hacer esto, se debe mirar las especificaciones de sensibilidad del parlante. Cada vez que el SPL se incrementa en 3 dB, la alimentación de potencia del parlante debe duplicarse. Por lo tanto, si un mínimo de 100 dB es necesario y la sensibilidad del altavoz en 1 metro es de 92 dB a 1 watt, 95 dB requieren 2 watts, 98 dB requieren 4 watts, 101 dB requerirá 8 watts, y así sucesivamente. Entonces el parlante necesitaría en un período continuo 8 watts de potencia para proporcionar el requerido 100 dB-SPL. Es una buena práctica para el diseño del sistema dejar un mínimo de 6 dB de espacio libre o margen. Por lo tanto, en este caso, 32 watts de potencia deben reservarse para cada uno de los parlantes. Esto pone de relieve la importancia de utilizar altamente parlantes sensibles. Se debe determinar el tamaño del cable que será necesario para alimentar los parlantes. La resistencia del cable puede ser una fuente de pérdida de potencia significativa, especialmente sobre largas distancias. Por lo tanto, se debe dar la debida consideración al momento de encargarse de dimensionar adecuadamente el cable de la carga eléctrica. Una pérdida de potencia de 0,5 dB representa aproximadamente el 11 por ciento de la potencia de salida total del amplificador. Las longitudes largas de alambre, especialmente la alimentación inicial desde el amplificador hasta el primer parlante de una zona, debe tenerse en consideración a causa de la longitud del cable y la necesidad de realizar toda la carga eléctrica de la zona del parlante. También, en una columna para sistemas de 70 voltios la sección del cable a utilizar estar en función de la potencia máxima necesaria. Tenga en cuenta que un descenso de 3 dB representa una pérdida de uno y medio de la potencia disponible del amplificador. Es una buena práctica no cargar el amplificador más del 80 por ciento. Esto ayudará con la pérdida de potencia de la resistencia del cable y permitir que el amplificador funcione a menor temperatura. Por ejemplo, si tiene un amplificador de 100 watts, sólo se pondría una carga de 80 watts en él, por ejemplo, cinco parlantes seleccionados a 16 watts (5 * 16W = 80W). Después de determinar la potencia necesaria para una zona de parlantes, verificar que el amplificador a ser utilizado es capaz de producir suficiente energía. Por ejemplo, imaginemos que un sistema tiene cuatro parlantes que requieren 32 watts de potencia para producir el SPL necesario. Es un sistema de 70 voltios utilizando transformadores que tienen los siguientes valores de taps para elegir: 7,5 W, 15 W, 30 W y 60W. Idealmente, el tap de 60W se utiliza para dar un poco más de espacio o margen. Por lo tanto, sería necesario un amplificador capaz de producir 300 watts para cuatro parlantes con taps en 60W, más un 20 por ciento, o (4 * 60) * 1,2 = 288. Si el SPL adicional no es necesario, un amplificador capaz de producir 150 watts podría ser utilizado poniendo los parlantes en 30W, lo que resultaría en (4 * 30) * 1,2 = 144.

Por otra parte, un sistema serie-paralelo puede ser usado. Recuerde que la potencia se divide por igual entre los parlantes. Por lo tanto, un amplificador capaz de producir 150 watts sería necesario para cuatro parlantes de 32 watts, más el 20 por ciento de margen, o (4 * 32) * 1.2 = 154.

 

Tecnología

Posted by LR


PAGE TOP