El problema de grandes y chicos: EL ESTRÉS

25-01-2016

Hoy se a vuelto un problema de todos, cada vez más doctores reciben pacientes con problemas de estrés. ¿Ese es su caso? ¿Que hacer ante esta situación?

El estrés es la sensación de estar bajo mucha presión mental o emocional. La presión se convierte en estrés cuando uno se siente incapaz de hacerle frente a las dificultades. Las personas tienen diferentes formas de reaccionar al estrés, por lo que una situación que podría causar estrés a una persona, podría ser motivadora para alguien más.

Muchas de las demandas de la vida pueden causar estrés, sobre todo el trabajo, las relaciones y problemas de dinero. Y, cuando uno se  siente estresado, puede ponerse a trabajar para conseguir maneras de resolver estos problemas, e incluso puede afectar a todo lo que haces.

El estrés puede intervenir en cómo nos sentimos, pensamos, nos comportamos, y hasta en cómo trabaja nuestro cuerpo. De hecho, los signos comunes de estrés incluyen problemas para dormir, sudoración, pérdida de apetito y dificultad para concentrarse.

Usted puede sentirse ansioso, irritable, o con baja autoestima. Podría actuar de manera impulsiva, teniendo preocupaciones constantes o repasando una y otra vez las cosas en su cabeza. También puede notar que pierde la paciencia más fácilmente, quizás si está acostumbrado a beber, lo haga con más frecuencia, y hasta actúe de manera irracional. Añadido a los síntomas anteriores, podría experimentar dolores de cabeza, tensión muscular y dolor, o mareos.

El estrés causa un repentino aumento de las hormonas en su cuerpo. Estas hormonas del estrés (las principales: adrenalina y cortisol) son liberadas para permitirle hacer frente a las presiones o amenazas- la llamada respuesta “lucha o huída”.

Una vez que ha pasado la presión o amenaza, sus niveles de la hormona del estrés suelen volver a la normalidad. Sin embargo, si usted se encuentra constantemente bajo situaciones de estrés, estas hormonas se mantendrán en su cuerpo, lo que llevará a desencadenar los síntomas del estrés.

 

¿Como controlar el estrés en la vida diaria?

El estrés no es una enfermedad en sí, pero puede causar una enfermedad grave si no se trata. Es importante reconocer los síntomas de estrés temprano. Reconocer los signos y síntomas de estrés le ayudará a determinar maneras de hacer frente y lo libera de la adopción de métodos de afrontamiento poco saludables, como beber o fumar.

Al ver los primeros signos de estrés también ayudará a prevenir que empeore y que puede causar complicaciones graves, como la presión arterial alta.

No es poco lo que puede hacer para prevenir el estrés, pero hay muchas cosas que usted puede hacer para manejar el estrés de manera más efectiva, como aprender a relajarse, hacer ejercicio regularmente y la adopción de buenas técnicas de administración del tiempo.

Los estudios han encontrado que la concentración de cursos, donde los participantes se les enseña meditaciones simples a través de una serie de semanas, también puede ayudar a reducir el estrés y mejorar el humor.

Reconociendo los factores desencadenantes de estrés

Si no estás seguro de lo que está causando el estrés, lleve un diario y anote episodios estresantes de dos a cuatro semanas. Luego lo revisará para detectar los factores desencadenantes.

Entre las cosas que usted puede considerar para anotar, incluyen:

  • La fecha, hora y lugar de un episodio estresante
  • Qué estaba haciendo
  • Con quien estaba
  • Cómo se sintió emocionalmente
  • Lo que estabas pensando
  • Lo que empezó haciendo
  • Cómo se sintió físicamente
  • Una calificación de estrés (0-10, donde 10 es el más estresado que nunca podría sentir)

Usted puede utilizar el diario para:

  • Averiguar lo que desencadena el estrés
  • Averiguar cómo opera usted bajo presión
  • Desarrollar mejores mecanismos de afrontamiento
  • A veces los médicos recomiendan mantener un diario de estrés para ayudar a diagnosticar el estrés.
  • Tomar medidas para hacer frente a la tensión

 

No hay una cura rápida o solución definitiva para el estrés, y no hay un método único que funcione para todos. Sin embargo, hay cosas simples que usted puede hacer para cambiar los problemas comunes de la vida que pueden causar estrés o hacer que el estrés sea un problema.

Debido a que hablar de sus problemas es una de las claves para afrontar el estrés, puede que le resulte útil asistir a un grupo de manejo del estrés. Éstos a veces se ejecutan en los consultorios médicos o centros comunitarios. Las clases ayudan a las personas a identificar la causa de su estrés y desarrollar técnicas de afrontamiento eficaces.

Si usted está interesado en asistir a un grupo de apoyo estrés, pregúntele a su médico de cabecera para obtener más información. También puede utilizar el directorio de búsqueda para encontrar los servicios de apoyo emocional en su área.

 


PAGE TOP