DECLARAN “CRISIS HUMANITARIA DE SALUD” EN VENEZUELA

23-09-2016

Mientras la oposición se encuentra en la búsqueda de que el gobierno del actual presidente de Venezuela Nicolás Maduro, facilite a la población el acceso a medicamentos básicos, la Asamblea Nacional de Venezuela declaró este martes “una crisis humanitaria de salud”.

Dicha crisis ha sido ocasionada por la falta de medicamentos, de equipos médicos y el deterioro de las instituciones púbicas sanitarias. En este sentido, con el voto de la mayoría opositora, la Cámara declaró la crisis “en vista de la grave escasez de medicamentos, insumos (materiales) médicos y deterioro de la infraestructura humanitaria”, señala el acuerdo aprobado durante la sesión de este martes de la Asamblea.

Muchos diputados opositores se han encargado de describir los hospitales y sus carencias de insumos o materiales, y cómo la falta de medicina le ha costado poco a poco la vida a muchos de los venezolanos que se encontraban pasando por problemas de salud, como por ejemplo, de cáncer o problemas cardiovasculares.

La disputa de este martes se vio acalorada como muchos desde que la oposición es mayoría, también se valieron de la presentación de situaciones difíciles, contadas por las mismas personas quienes tienen familiares fallecidos por falta de medicamentos.

“Dejen de lado los partidos políticos, porque mi hijo de tres años nunca eligió a nadie, no tuvo la oportunidad por falta de un medicamento”, dijo Richard Medina, el padre de un niño con cáncer de pulmón que murió en diciembre pasado luego de una complicación de salud agravada por la escasez de un medicamento.

Mientras tanto, miembros del oficialismo mencionan que Venezuela tiene el mayor consumo de medicamentos per capita de la región, y que los medicamentos están saliendo a través de la frontera. La oposición asevera que no se ha logrado consignar los recursos a tiempo para que los diversos medicamentos e insumos puedan importarse.

El acuerdo también solicitó una serie de reuniones “de carácter público” en el ámbito del Parlamento para “evaluar” los planes a corto y medio plazo con los que harán frente al sistema de salud.

Durante las votaciones se evidenció que toda la bancada del oficialismo, la que está conformada por 54 diputados, no votó el acuerdo, defendiendo así las políticas públicas del Gobierno venezolano, respecto al área de salud,

También mostraron su repudio ante la decisión de los miembros opositores por exponer las tragedias y el testimonio de los familiares aparentemente afectados por la situación del sistema de salud.

“Este es un tema tan serio que no se puede convertir en un ‘show’, lamentamos profundamente, con el máximo dolor humano, las personas que han fallecido por enfermedades o situaciones difíciles que han tenido que enfrentar, pero no tener que exponerlas públicamente”, dijo el chavista Ricardo Molina.

Como se recuerda, Venezuela es un país que hace mucho tiempo viene enfrentando una grave crisis económica, la inestabilidad política donde el presidente tiene que lidiar con una Asamblea Nacional opositora y con la incapacidad de ambos para negociar, están logrando que la nación entera sea un completo caos.

En el centro se encuentran los miles de pobladores venezolanos que sienten y ven cómo la inflación sube la canasta básica un 1% diario, lo que ha encarecido sus insumos hasta un 3.300% en el mercado informal o con los llamados “bachaqueros”, pese a que la Superintendencia de Precios Justos los fijo y no hay mecanismos gubernamentales que puedan frenar este desorden económico, advierten economistas.

El éxito de los “bachaqueros” es que ellos si pueden conseguir productos que no hay o son escasos en las tiendas, lo que traen consigo el abuso de los comerciantes.

Así como en los alimentos,  la crisis de medicamentos es tan grave que en 8 de 10 farmacias no hay medicamentos, según declara La Federación Farmacéutica Venezolana.

“Es mucho el riesgo que estamos asumiendo pero tenemos que decirlo, el problema del sector salud es sumamente grave” aseguró el presidente de la federación, Freddy Ceballos.

Y es que la crisis es una consecuencia de la deuda que el gobierno Venezolano ha adquirido con distintas farmacéuticas y laboratorios que importaba estos productos al país, y que hasta el momento asciende a poco más de $ 3 mil millones de dólares. Dinero con el que Venezuela no cuenta.

Las redes sociales se han abarrotado de post dejados por los venezolanos, en donde se puede mostrar la desesperación de los familiares con enfermos en los centros hospitalarios, que buscan incesantemente la ayuda de fundaciones para poder conseguir lo que se necesita.

Y para completar la escena, Henry Ramos Allub, presidente de la Asamblea Nacional, advirtió que la crisis que hunde a Venezuela se llevara a su presidente y que de no solucionarla Nicolás Maduro dejara su cargo este mismo año.

 


PAGE TOP