¿Como conseguir un abdomen plano?

La importancia de un abdomen fuerte no puede ignorarse o pasar por alto,  significa el funcionamiento perfecto del sistema digestivo, un estomago fuerte, el alivio y prevención del estreñimiento común, debido a la falta de ejercicios. Es una gran cosa tener unos brazos fuertes y un puño de poderoso, pero, ¿De que vale si el abdomen no está en buenas condiciones?. Ahí está situada nuestra sangre buena, rica y también el alcantarillado principal de organismo que tiene que mantenerse en buen estado. Esto solo se consigue con el debido ejercicio.

Tome en cuenta los siguientes ejercicios, los cuales son muy sencillos y lo puede realizar en cualquier momento y a cualquier hora; pero tambien, tenga presente que son muy buenos y muy efectivos. Algo bueno, es que, o le tomara mucho tiempo en ver los resultados que ganará en salud y en fuerza muscular. Los músculos del abdomen sobresaldrán con firmeza, como un lavadero. Empecemos:

  1. Ejercicios 1: Acostado de espaldas sobre la cama, levante los pies juntos y tan alto como pueda, en forma tal que estos se acerquen a la cabeza. Después vuélvalos a la posición normal, lentamente. Repita este ejercicio unas 30 veces, practiquelo con regularidad.
  2. Ejercicio 2:  Échese de espaldas sobre una cama o un sitio cómodo. Luego siente é inclínise hacia adelante y trate de alcanzar las rodillas con las mejillas. A medida que aumente su fuerza en este movimiento, sitúe las manos detrás del cuello. Repita este ejercicio unas 20 veces. Procure no hacerse daño. Este ejercicio es muy efectivo si descansa cada vez que lo repita.
  3. Ejercicio 3:  Acuéstese de espalda, levante los pies tan alto como usted pueda, y abra las piernas cuanto le sea posible, entonces juntelas y crucelas una sobre la otra 30 veces, haciendo dos o tres esfuerzos para llevarlas más lejos.
  4. Ejercicio 4: Apriete las manos fuertemente en los brazos de una silla, levante las piernas en forma horizontal, quedando en forma de L, y doble los codos dejando que el cuerpo se hunda lentamente, luego enderece los brazos, este es un ejercicio difícil, pero con esfuerzo, usted lo podrá realizar
  5. Ejercicio 5: Este es un ejercicio esplendido para las caderas, de pie con los brazos extendidos a los lados, dóblese la derecha hacia abajo, vuelva lentamente a la posición original, y hágalo mismo hacia el lado izquierdo. Cambie el movimiento volviendo al cuerpo en semi- círculo mientas se inclina al lado izquierdo, luego al derecho, prosiga hasta que se sienta exhausto, pero no abuse.
  6. Ejercicio 6: De pie, en tensión los músculos del abdomen, coloque las manos abiertas sobre él y friccione fuertemente la región abdominal, si le resbalan las manos, el ejercicio no es beneficioso. Descanse después de unos momento haga este ejercicio: con los músculos del abdomen con tensión y los puños cerrados, dese ligeros golpes en el abdomen. Estos fuerza a los músculos a llevar una nueva cantidad de sangre roja y rica, y les dá nuevo oxígeno, dando así una buena circulación. Deje de hacer el ejercicio, cuando la piel tenga un tinte rosado.
  7. Ejercicio 7: Siéntese en una silla que situará a 60 cm al borde de la cama, sitúe los pies debajo de la cama y doble el cuerpo hacia atrás cuanto pueda y vuelva a sentarse lentamente. Sitúe las manos entrelazados detrás del cuello, este es un ejercicio muy duro, y no lo hago muy seguido al principio, descanse cada vez que lo intente, respire hondo entre los ejercicios.
  8. Ejercicio 8:  Póngase de puntillas, doble las rodillas hacia afuera y baje el cuerpo tirando los brazos entre las piernas y tocando el piso con las manos, esté seguro de doblar las rodillas pues así pone en tensión los músculos abdominales, este es un extraordinario ejercicio ya que tiene grandiosos resultados.

Le sugerimos, querido amigo, que haga estos ejercicios en la mañana al levantarse y por la noche antes de acostarse. Mediante este plan, unos músculos descansan mientras se ejercitan los otros.

Estos ejercicios deben hacerse en la mañana al despertar, ponga, por favor, sus cinco sentidos en cada ejercicio, hágalos rápidamente y con mucha precisión. Recuerde que al principio no será fácil, pero con perseverancia y esfuerzo, cosechará resultados grandiosos. Dice un dicho:”Querer es poder”, y si usted, desea algo, se requiere ESFUERZO para poder alcanzar la meta.


PAGE TOP