Pantorrillas de Acero ¿Es posible?

Cuando vamos al gimnasio, encontramos a un inmensidad de personas que buscan tener el cuerpo perfecto; entrenan una infinidad de horas, con el afán de tener mejores brazos, pectorales de acero, o una piernas fuertes; sin embargo, casi nunca le dan importancia a esta pequeña parte del cuerpo, sí, nos referimos a los gemelos o pantorrillas.

A continuación, brindaremos un número de ejercicios especiales con el único fin de conseguir pantorrillas bien formadas y desarrolladas. Aunque los ejercicios son varios, no son difíciles y la mayor parte de ellos pueden llevarlos a cabo diariamente en los momentos libres. Es de vital importancia que lo hago todos, así descubrirá que ponen en juego nuevos músculos que usted no sabía que existían. Si realiza estos ejercicios a conciencia, evita la posibilidad de tener piernas flacas y de tener pies planos. Empecemos!

  1. Parado, con un pie ligeramente delante de otro, pongase de puntillas tanto como pueda y haga varios esfuerzos por levantarse más. Haga por alcanzar el techo. Repita alternativamente con el pie derecho, luego con el izquierdo hasta que esté exhausto. Este ejercicio es vital para el desarrollo de los músculos grandes de la pantorrilla.
  2.  De pie, con los pies separados cerca de 50 cm, descanse el peso del cuerpo en los talones y los dedos de los pies hacia afuera. Descanse, luego el peso del cuerpo sobre los dedos de los pies eche hacia afuera de los talones. Extienda las piernas hacia afuera cuanto pueda sin estar incomodo. Repita varias veces hasta que los pies se hayan venido uniendo lentamente. Continúe hasta que los músculo se agoten.
  3. De puntillas, levántese cuanto pueda, haga varios esfuerzos por levantarse más. Llene los pulmones al empinarse y exhale cuando descienda. Haga esto hasta que esté fatigado.
  4. Levante el pie izquierdo y extienda cuanto pueda hacia abajo el dedo grande del pie. Repita con el pie derecho. Este es un grandioso ejercicio para la parte delantera del tobillo y los músculos grandes de la pantorrilla.
  5. De pie sobre los talones y los pies bien en un escalón o libro, póngase de puntillas cuanto pueda y descienda lentamente hasta que los talones descansen bajo el borde de la superficie donde esta parado. Repita esto hasta que se canse.
  6. De pie, doble la parte exterior del pie izquierdo hacia afuera y el pie derecho en la misma dirección. Tendrá que inclinar el cuerpo en dirección opuesta para guardar el equilibrio. Invierta el movimiento doblando el pie derecho hacia afuera y el izquierdo hacia el lado derecho para que ambos tobillos y pantorrillas se beneficien. Magnifico para los tobillos.
  7. Colóquese sobre un pie y pónganse de puntillas, tanto como pueda, luego, descanse sobre los talones y levante los dedos de los pies. Hágalo con el otro pie, hasta que los músculos estén algo adoloridos.
  8. Este consiste en dos ejercicios. Sentado en una silla, échese hacia adelante y coloque los dedos de las manos entre los dedos de los pies. Los pies deben estar juntos igual que los talones, los dedos de los pies separados; una los dedos de los pies lentamente y resista con los dedos de las manos. Repita hasta que esté cansado. Luego, con los dedos de los pies unidos y los talones separados, separe los dedos de los pies resistiendo con los dedos de las manos que han sido colocados en la parte exterior de los pies.
  9. De pie, sobre los
    talones, doble los tobillos y balancee los pies hacia afuera hasta que el peso del cuerpo descanse sobre los lados exteriores de los pies. Haga lo mismo hacia adentro hasta que el peso del cuerpo descanse sobre el lado interior de los pies.

 

Estos ejercicios no le tomaran mucho tiempo y si los lleva a cabo con mucha regularidad notará un gran cambio a su favor. Sería grandioso que se midiese las pantorrillas, para que así notase como aumentan cada mes. Es de consideración que tenga en cuenta, amigo lector, que no podrá tener fuerza y salud a menos que esté dispuesto a poner de su parte y hacer los ejercicios con paciencia y perseverancia. Tenga en cuenta, que estos músculos, tardan un poco en crecer, porque se deja para el último, dele la debida importancia, solo así, logrará el resultado: Pantorrillas de acero


PAGE TOP