Cornavirus | Buenos Aires paga a enfermos de COVID-19 para que se aíslen en albergues

Sponsored Links

La provincia de Buenos Aires, la más poblada y rica de Argentina, pagará un subsidio diario a enfermos leves de coronavirus que acepten aislarse en centros extrahospitalarios oficiales para evitar la transmisión del SARS-CoV-2.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, informó que otorgará «un subsidio por desarraigo y solidaridad» de 500 pesos (6,60 dólares) por día a los infectados leves que acepten dejar sus hogares para transcurrir su aislamiento social en los albergues instalados en clubes y centros de exposiciones, que hasta ahora permanecen con muy baja ocupación.

«Es una medida sanitaria fundamental y el Gobierno no va a escatimar recursos para que se contagie la menor cantidad de gente posible», subrayó Kicillof al presentar el programa «Acompañar» en el centro de aislamiento levantado en el Parque Tecnópolis.

El plan, publicado este jueves en el Boletín Oficial provincial, busca «fomentar la prevención de la propagación del virus SARS-CoV-2 mediante el aislamiento responsable de los enfermos leves confirmados de COVID-19, o casos sospechosos hasta su resultado negativo, en centros de atención provincial o municipal, a través de la asistencia sanitaria, social y económica directa a las personas aisladas».

BUENOS AIRES, EPICENTRO DE LA PANDEMIA

La provincia de Buenos Aires es el distrito con más casos de COVID-19, con 80 618 de los 141 900 positivos confirmados en todo el país desde la irrupción de la pandemia a principios de marzo.

Le sigue la ciudad de Buenos Aires, con 49 549 casos, donde casi desde el inicio se implementa el sistema de aislamiento de los casos leves en centros especiales y hoteles.

El Parque Tecnópolis, el centro de exhibición tecnológica ubicado en el límite entre la capital y la provincia de Buenos Aires, cuenta desde abril con 2 000 camas para pacientes leves pero estuvo casi deshabitado, al igual que los otros centros de aislamiento montados en otras localidades bonaerenses, que suman en total con unas 13 000 plazas para enfermos que no necesitan internación hospitalaria.

«Hoy tenemos buena parte de esas camas sin ocupar pero tenemos más contagios que antes», reconoció el gobernador bonaerense oficialista, que expresó su preocupación por interrumpir la cadena de transmisión del virus y aseguró que «no va a escatimar recursos para que se contagie la menor cantidad de gente posible».

La medida fue respaldada por el ministro de Salud nacional, Ginés González García, quien dijo que le «alegra ver que los pacientes que estuvieron en el centro de Tecnópolis no solo se vayan felices porque se curaron, sino también porque cuentan que la pasaron bien».

La región metropolitana de la provincia de Buenos Aires, el populoso cordón urbano que rodea a la capital y en el que habitan unos diez millones de personas, es la zona con más contagios de coronavirus, mientras que en otras regiones del distrito se contabilizaron pocos casos y se vive ya la «nueva normalidad» que permite la reanudación de gran parte de las actividades sociales y económicas.

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, no descartó hoy dar marcha atrás tras la flexibilización del aislamiento social dispuesta el 17 de julio pasado: «Casi con seguridad vamos a tener que ir a otra etapa de endurecimiento (de la cuarentena) si siguen aumentando los casos».

NUEVAS ZONAS DE TRANSMISIÓN COMUNITARIA

Las autoridades sanitarias informaron este jueves que Argentina contabiliza 141 900 personas con positivos confirmados, de las cuales 2 617 fallecieron y otras 62 815 ya se recuperaron.

En tanto, 902 personas con COVID-19 se encuentran internadas en terapia intensiva, el 88 % de ellas en hospitales y clínicas de la capital y la provincia de Buenos Aires, al tiempo que la ocupación de camas de UCI alcanza el 55 % a nivel nacional y el 64,3 % en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, alertó de que en los últimos días se ampliaron las regiones donde se detecta la transmisión comunitaria del virus SARS-Cov-2 al sumarse las ciudades de San Carlos de Bariloche (sur), Mendoza (oeste) y Rosario (centro) y sus zonas de influencia.

Estos conglomerados urbanos se suman a los que venían registrando casos sin nexo epidemiológico detectable, que son el área metropolitana de Buenos Aires -que reúne a la capital y al cordón urbano que la rodea-; la capital del Chaco, Resistencia, y sus alrededores (noreste); la capital de Neuquén y ciudades vecinas (sur), y las ciudades de General Roca y Cipolletti, en Río Negro (sur).

«Están apareciendo casos y brotes por conglomerados que si no se controlan pasan a transmisión comunitaria en departamentos y provincias que o no habían tenido casos o habían tenido brotes y habían logrado con muchísimo esfuerzo controlar esa situación. Puede seguir pasando y por eso tenemos que estar muy atentos», subrayó Vizzotti durante el reporte sanitario matutino.

(Información de EFE)

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.