Habilidades del Emprendedor: Liderazgo

Una de las principales habilidades que debe tener un emprendedor en la puesta en marcha de su idea de negocio es el ejercicio del Liderazgo con su equipo de trabajo. Hay que saber entender y diferenciar cual es la idea de el Lider y del Liderazgo

Líder es la persona, liderazgo es la acción. Eres un líder, si ejerces el liderazgo. Líder es alguien que puede influir en otros y que posee autoridad gerencial.

Liderazgo :Probablemente, hoy no haya un asunto tan importante para el éxito en el crecimiento empresarial, que el liderazgo. Es un concepto que sigue creciendo a medida que cambian las necesidades de las organizaciones. Entre las ideas y la literatura referentes a él, sobresalen tres aspectos: personas, influencia y metas.

El liderazgo se da entre personas, utiliza la influencia y sirve para alcanzar objetivos trazados. La influencia significa que la relación entre los individuos no es pasiva. Se define aquí como la capacidad de influir en la gente para cumplir metas. Esta definición incluye la idea de que los líderes tratan con otras personas en la consecuencia de las metas. El liderazgo es reciproco, pues se realiza entre personas. Es una actividad con personas, muy distinta del trabajo administrativo de manejar documentos o de la solución de problemas. Es dinámico e incluye el uso del poder.

Características de un Líder

La propia definición de liderazgo enumera ya varias características veamoslo:

Físicas

  • Energía.
  • Fuerza física.

Personalidad

  • Seguridad en sí mismo.
  • Honestidad e integridad.
  • Entusiasmo.
  • Deseo de dirigir.
  • Independencia.

 Relacionadas con el trabajo

  • Impulso de logro, deseo de destacar.
  • Escrupulosidad en la consecución de las metas.
  • Perseverancia contra obstáculos, tenacidad.

Inteligencia y habilidad

  • Inteligencia.
  • Conocimiento
  • Juicio.

Sociales

  • Colaboración .
  • Cooperación.
  • Tacto, diplomacia.

Tipos de Líderes

Estilos de liderazgo

Los más grandes empresarios utilizan varios estilos de liderazgo diferentes, que pueden ser descritos de diversas maneras. Ciertos estilos de liderazgo pueden ser muy útiles en determinadas situaciones, y la mayoría de los líderes elige sus estilos entre una variedad de enfoques según la cuestión de que se trate. Daniel Goleman ha descrito los siguientes seis estilos de liderazgo:

  1. Los líderes coercitivos exigen una obediencia inmediata.
  2. Los líderes autoritarios impulsan a la gente hacia una visión.
  3. Los líderes afiliadores crean vínculos emocionales.
  4. Los líderes democráticos construyen un consenso.
  5. Los líderes que marcan el paso fijan altos estándares y esperan excelencia.
  6. Los líderes de apoyo desarrollan a la gente.

Un emprendedor puede utilizar diferentes estilos en diferentes momentos a medida que trata de obtener lo mejor para su empresa y sus empleados. El liderazgo coercitivo incluso puede ser imprescindible y bienvenido, por ejemplo en una emergencia, aunque no sería apropiado en la mayoría de los ambientes. Para la mayoría de las empresas es muy recomendable el liderazgo que reconoce y valora los méritos del individuo. Hace algunas décadas atrás muchos directivos eran autócratas que se limitaban a dar órdenes, mandar y mostraban poca preocupación por sus trabajadores. Con el paso del tiempo, este estilo de liderazgo ha ido cediendo su lugar a una variedad más benévola y efectiva, que enfatiza el respeto para todos los miembros de la organización y muestra su aprecio tanto por su trabajo como por su potencial.

Los directivos progresistas, con frecuencia, buscan algún nivel de participación de los empleados en las decisiones que afectan al personal y a los procesos de trabajo. En muchos casos, los directivos llevan este enfoque de liderazgo a un nivel llamado empowerment (método el cual consiste en brindarle autoridad al trabajador para tomar algunas decisiones). El directivo que utiliza el empowerment no se limita a solicitar a los empleados opiniones e ideas, sino que les confiere autoridad para que actúen por cuenta propia y tomen decisiones sobre los procesos en que participan. Algunas empresas llevan la participación de los empleados un paso más allá cuando crean equipos de trabajo autodigridos.

A cada equipo de trabajo se le asigna una tarea u operación determinada; sus miembros manejan la tarea u operación sin una supervisión directa y asumen la responsabilidad de los resultados. Cuando estos equipos de trabajo funcionan en forma adecuada, el número de supervisores disminuye de manera notable. De acuerdo con estudios recientes, las prácticas directivas que incluyen un alto nivel de participación de los empleados contribuyen a la productividad y utilidades.

Si quieres saber como poder ser emprendedor, haz clic aquí


PAGE TOP