Crecimiento Empresarial: La Competencia- Parte 4

La competencia. Sin esta, nos quedaríamos en su solo punto, no avanzaríamos, no ofreceríamos al cliente un producto de calidad. Esta es una fuerza externa que hace estemos innovando constantemente, ¿Porque?  por la sencilla razón, que la competencia con tal de ganar, busca una estrategia con tal de fidelizar a sus clientes, a la vez que intenta enamorar a los clientes que tu propia empresa tenga. Menor costo, innovación, publicidad, variedad, buen trato son cosas que se ven en la competencia.

Resultado de imagen para competitividad empresarial

El resultado de esto, es que tú, con tal de no perder a los clientes y de traer más, buscas la forma de hacer algo para no dejarte ganar. Hay que tener en cuenta, que en el mundo empresarial, la vida es como en la selva, solo gana el más fuerte. Es por ello que continuando con nuestra serie de temas de crecimiento empresarial, es momento de hablar de la competencia. si quieres leer el artículo, haz clic aquí

La competencia es el elemento regulador del mercado que debería contribuir a que cada vez los bienes y servicios producidos sean mejores, se produzcan de forma más eficiente y respondan más adecuadamente a las necesidades y demandas de los consumidores.

Más allá del deber regulador que compete a los gobiernos y del escrupuloso cumplimiento de la legislación al respecto que debe caracterizar la actuación de las empresas, de éstas se espera lealtad y buena fe, un comportamiento ético que, a través del juego limpio, alimente una sana competencia que contribuya a la mejora continua de todos los oferentes de bienes y servicios.

La participación de la competencia en el mercado donde se pretende incursionar tiene una gran influencia en las decisiones que tomará el emprendedor para determinar sus actividades de marketing, ya que es posible elegir varias rutas de acción una vez que se conoce este aspecto.

Así, el marketing se enfocaría en alguna de las siguientes actividades:

  • Desarrollar la entrada del nuevo producto al mercado.
  • Ofrecer innovaciones periódicas, como nuevos sabores, colores o presentaciones, estar a la vanguardia, no queremos estar todo el tiempo pendiente de la competencia, pero sí tenemos que estar un paso adelante.
  • Desarrollar nuevos productos, pero a la vez ir viendo la forma que más adelante se innova, puesto que la competencia no dudará en mejorar lo que usted ofrece.
  • Intensificar la lucha por ganar participación de mercado a través de campañas periódicas de promoción y publicidad. Esto es sumamente importante, la publicidad permite que más personas pueden entender en qué consiste lo que deseamos ofrecer.

Para conocer esta participación, es recomendable que la emprendedor identifique a sus principales competidores:

  • El área geográfica que cubren, analizar cuan grande es la competencia; si esta es más grande que yo ¿Como poder vencerla? y si es más pequeña, ¿Debo confiarme?.
  • La principal ventaja que les ha permitido ganar mercado.

Ya que con esta información podrán determinarse con mayor facilidad las estrategias de posicionamiento que deberá seguir la empresa para entrar y desarrollarse en el mercado.

Uno de las estrategias que a todos les sirve es saber cuales son sus ventajas competitivas, en que se diferencia de las demás, al saber esto, definitivamente sabremos cuales son sus punto débiles.

En definitiva, la competitividad empresarial requiere un equipo directivo dinámico, actualizado, abierto al cambio organizativo y tecnológico, y consciente de la necesidad de considerar a los miembros de la organización como un recurso de primer orden al que hay que cuidar.

Sin embargo, se puede afirmar que este suele ser uno de los puntos débiles de un elevado número de empresas que ha desaparecido o tienen problemas de supervivencia. Como sabemos, el equipo directivo determina en gran medida la actitud de los miembros de la organización hacia el trabajo. La experiencia demuestra que las empresas que mantienen en el tiempo posiciones competitivas sostenidas, dedican una gran atención al futuro, al tiempo que vigilan constantemente su entorno. Michael Porter a partir de la definición de “cadena de valor” identifica las líneas de acción que la empresa puede tomar para diseñar su estrategia competitiva adecuada a sus necesidades.

Sin duda, estamos sacando mucho provecho de esta series de artículos, puesto que siguiendo los consejos dados, podremos tener el tan ansiado crecimiento empresarial. Ahora bien, ¿Que podemos decir de la distribución y de los puntos de venta? Lo veremos en el siguiente artículo.


PAGE TOP