Espalda Poderosa ¿Es posible?

A todos  les gusta ver una espalda fuerte y poderosa. Es sinónimo  de una fuerza tremenda, es por ello que cada vez se puede ver a muchos jóvenes realizando ejercicios de toda forma para lograr la tan ansiada espalda en forma de V. Hace mucho tiempo, Charles Atlas, considerado en su época como el hombre más perfectamente desarrollado, brindaba a muchas personas consejos para poder lograr lo que él pudo, gracias a su sistema de Tensión dinámica, el cual consiste en poner en tensión todos los músculos del cuerpo. Es por ello, que hoy te brindaremos algunos de estos ejercicios que Atlas en su momento dió; estos son muy buenos y prácticos, ya que no necesitas ir a un gimnasio, los puedes realizar en donde más a gusto te sientas y lo mejor de todo, no tiene costo económico alguno.

Sugerimos que practiques estos ejercicios en la mañana y en la noche. La razón es que los varios ejercicios activan el uso de cierto juego de músculos, mientras otros tienen una oportunidad para descansar. En esta forma, todos los músculos de la espalda se ejercitan suficientemente y el cuerpo desarrolla en proporción. Empecemos:

EJERCICIOS PARA LA ESPALDA

  1. Inclínese hacia delante y entrelace los dedos de ambas manos detrás de la parte baja del muslo derecho y lentamente levante el cuerpo hasta la posición normal, levantando, pero resistiendo con el muslo. Repita este movimiento varias veces, descanse, entrelace los dedos alrededor del muslo izquierdo y continúe el ejercicio. Este es un gran ejercicio para la cerviz. A medida que adquiera fuerza con este movimiento haga el ejercicio más fuerte aumentando la resistencia con el muslo.
  2. Póngase en cuclillas y sitúe las manos firmemente en el piso, échese hacia adelante y rápidamente extienda los pies hacia atrás en forma tal que descanse sobre las manos y los dedos de los pies. Después vuelva a su posición en cuclillas y continúe con el ejercicio hasta que los músculos estén bien cansados .
  3. Coloque una silla a unos 60 cm del lado de la cama y ponga una almohada o cojín en el asiento de la silla, descanse ahora el abdomen sobre el cojin con los tobillos debajo del lado de la cama.  Sitúe  las manos detrás, sobre el cuello y levante lentamente el cuerpo cuanto pueda, luego hacia abajo. Repita varias veces, pero TENGA CUIDADO EN NO LESIONARSE. Este es un ejercicio muy fuerte y puede hacerse más vigoroso aún extendiendo los brazos con las manos al frente.
  4. De pie, ponga las manos en alto, de arriba de la cabeza, separe los pies cerca de 45 cm, toque el piso y vuelva a la posición original echándose hacia atrás cuanto pueda. Cuando se haya echado hacia atrás cuanto pueda, intente ir más lejos hacia atrás.
  5. Una las manos detrás de la espalda. Eche los hombros hacia atrás y doble la cabeza y la espalda cuanto pueda hacia atrás poniendo en tensión los músculos de la espalda y el cuello. Continúe hasta que se cansen los músculos. Este es un gran ejercicio para corregir los hombros caídos. 
  6. Siéntese con la cara hacia el espaldar de la silla, doble los brazos detrás suyo y vuélvase cuanto pueda hacia el lado derecho, vuélvase más hacia el lado derecho, luego hacia el lado izquierdo e intente volverse más que la vez anterior. Haga este ejercicio muchas veces.
  7. En la misma posición que en el ejercicio anterior, los brazos doblados detrás suyo, dóblese hacia atrás cuanto pueda hacia el lado derecho.Vuelva a la posición original y haga lo mismo hacia el lado izquierdo. Repita y descanse.
  8. Acostado boca abajo en la cama, una las manos en la espalda, levante la parte superior del cuerpo y también los pies y los muslos cuanto pueda. Baje los pies y la cabeza un momento, descanse. Luego, mientras realiza este ejercicio, vuelva el cuerpo en forma tal que todo el peso descanse sobre la cadera izquierda. Vuelvase sobre la cadera derecha mientras la cabeza y los pies esten levantados sobre la cama. Este ejercicio es tan bueno como fuerte.

Usted tiene que resolverse a realizar estos ejercicios por lo menos media hora en la mañana y media hora en la noche, así adquirirá músculos, salud y fuerza. Los ejercicios brindados, son los mismo que en su momento, el señor Charles Atlas los brindo. Estos son tan eficaces, sencillos pero a la vez de mucha importancia para lograr tener un espalda de ensueño, no es una broma, es realidad. Haga el intento y se sorprenderá con este grandioso método de la tensión dinámica.


PAGE TOP