Trucos secretos para limpiar cristales, ventanas y espejos sin esfuerzo | Life

Sponsored Links

Si la limpieza de los cristales se te resiste, presta atención porque estos trucos te harán la vida mucho más fácil. Toma nota de estos consejos para dejar relucientes ventanas, mesas, espejos y otras superficies con poco esfuerzo.

Limpiar los cristales es una de las tareas domésticas que menos nos gusta hacer. Los motivos son muy sencillos: no resulta fácil conseguir buenos resultados y, si no tienes mucha experiencia, seguro que lo dejas todo lleno de agua. 

Para llevar a cabo esta tarea con poco esfuerzo, siempre te puedes ayudar de un limpiacristales eléctrico como el que Lidl ha vuelto a poner a la venta. Este tipo de electrodoméstico te facilita la tarea para que te resulte más cómoda y sencilla, pero claro, supone hacer una inversión que a lo mejor no estás dispuesto a hacer. 


Si por más que frotas no eres capaz de quitar la suciedad de una olla quemada, con este truco viral lo conseguirás en unos pocos minutos y sin ningún esfuerzo.

Si este es tu caso, otra opción que tienes a tu alcance consiste en poner en práctica algunos trucos para limpiar los cristales con poco esfuerzo. En primer lugar, es importante que protejas la zona que vas a limpiar para evitar que todo acabe lleno de agua. Para ello puedes utilizar cartones, sábanas o toallas viejas, por ejemplo.

A la hora de limpiar, utiliza un paño de un material adecuado que no suelte pelusas. También puedes usar papel de periódico y otros materiales secantes que no dejen residuos. Haz movimientos de arriba hacia abajo para evitar que caigan gotas en la zona que ya has limpiado y que se manche.


Únete a este canal de Telegram para recibir en tu móvil en tiempo real las mejores ofertas en productos de alimentación, supermercados y hogar.

En cuanto a los productos, puedes usar el líquido limpiacristales convencional, aunque también hay otros productos que ofrecen muy buenos resultados. Son los siguientes:

  • Amoniaco. El amoniaco es un potente desengrasante, y se trata de uno de los mejores productos para limpiar los cristales, ya sean ventanas, espejos, mesas u otro tipo de superficie de vidrio. Para aplicarlo, diluye un poco de amoniaco en un cubo de agua, limpia con él los cristales y después seca haciendo círculos.
  • Vinagre. El vinagre es un ingrediente muy versátil para la limpieza de la casa, y entre sus propiedades está la de dejar los cristales radiantes. Para aplicarlo, mezcla agua y vinagre a partes iguales en una botella y vaporízalo sobre las superficies de vidrio. Después, seca con un trapo. 
  • Alcohol. Otro producto que ofrece muy buenos resultados en la limpieza de los cristales es el alcohol. Mézclalo con agua, aplícalo sobre el vidrio y después seca con un paño.